Author: Andrea Badia

Cállate

Diluvio sentimental

Al despertar sentí que las cortinas de mi habitación eran cascadas. Me quedé observando cómo el agua se deslizaba por mi pared blanca, ahora repleta de humedades, y seguidamente chocaba con gran estruendo contra mi cama vacía. La almohada estaba húmeda y las sábanas demasiado frías. Era como si nadie hubiese dormido ahí en siglos. En aquél momento pude sentir…